SUSTENTABILIDAD

¿Cómo podemos causar um Impacto Mais Inteligente?

En Shaw Contract, hacemos de la lucha por un futuro mejor nuestra misión. 30 años en esa empresa y nunca estuve tan optimista y motivado sobre nuestro potencial de generar impactos positivos en todas las escalas - para nuestros empleados, nuestros aliados, para sus comunidades y para el planeta. Esta es una empresa que cambió radicalmente. Y lo que me parece realmente interesante es que sigue evolucionando.

Cuando empecé en Shaw, éramos simplemente una empresa norteamericana de alfombras, enfocada en prestar un excelente servicio, fabricando productos de calidad y entregándolos puntualmente. Por supuesto, servicios, administración de la cadena de suministros y excelencia de producto aun son extremamente importantes para nosotros. Pero, ahora, somos una marca global de pisos. Tenemos cuestiones mayores para resolver. Enfrentamos el imperativo moral de considerar el impacto de lo que hacemos. Estamos pensando sobre cómo nos conectamos a las culturas mundiales, cómo reclutamos a los mejores talentos globalmente, y cómo establecemos una comunidad Shaw Contract que no está apenas en los Estados Unidos. Estamos pensando ampliamente sobre temas como sustentabilidad y desarrollando un sentido de responsabilidad social dentro de nuestra organización - y extendiendo el diálogo sobre esas consideraciones a nuestros aliados. Entendemos la responsabilidad de los negocios en una escala mucho mayor, lo que es desafiador, pero también muy inspirador.

Entonces, estamos estableciendo ahora un modelo para pensar continuamente sobre cómo afectamos a todas las comunidades con las que nos involucramos, en todas las escalas. Le llamamos a esa iniciativa Smarter Impact (Impacto Más Inteligente).

Para nosotros, el Smarter Impact tiene tres componentes principales. Primero, está liderado por el conocimiento. Necesitamos hacer las preguntas correctas que nos permitan generar insights sobre los impactos que generamos. Esas percepciones orientan las decisiones que tomamos, y compartirlas con los clientes afecta las decisiones que toman. Queremos continuar el diálogo, haciendo las preguntas más importantes e involucrando a las personas que atendemos, nuestros clientes en todo el mundo.

En segundo lugar, está centrado en el humano. No estamos pensando apenas en edificios, pensamos en las personas que los habitan.

Por fin, es optimista. Podemos tener un impacto positivo en escala. Como marca eso trae responsabilidad y un sentido real de empoderamiento. Tenemos capacidad de generar cambios positivos para las personas y para el planeta.

Internamente, estamos pensando mucho más sobre cultura, sobre el tipo de organización que queremos ser, cómo tratamos unos a los otros, cómo interactuamos y cómo nos responsabilizamos mutuamente por la innovación y por el empoderamiento de las personas.

Externamente, estamos pensando en cómo formulamos y respondemos preguntas. Nuestros clientes nos desafían continuamente. No dudan en plantearnos sus expectativas y necesidades, pues buscan ser más sustentables y​ responsables e​​n los establecimientos que poseen, administran o proyectan. Shaw Contract acaba de concluir una investigación de materialidad que nos ayudó a definir los temas que son realmente importantes para nuestros clientes y para nuestro negocio. Son cosas como el cambio climático, saber que tenemos materiales seguros y saludables además de​ un proceso de fabricación responsable y garantizar que nuestra cadena de suministro tenga una gestión eficaz.

Pero eso no es apenas una misión corporativa, es personal - para todos nosotros. Y esa es una de las razones por las que estoy más motivado que nunca por hacer parte de Shaw Contract. Como individuos, nuestras decisiones tienen impacto. Tenemos que aceptar la responsabilidad, cuestionar, direccionar nuestro propósito y, entonces, tomar decisiones mejores. Podemos empoderar a las personas con quienes trabajamos y después ver como ellas también generan impacto, y como eso empieza a esparcirse y ampliarse por nuestros negocios y por todas las comunidades que influenciamos.

Trabajar con diseñadores, que es la fuerza vital de nuestros negocios, rellena la laguna entre lo que hacemos solos y cómo nuestras acciones afectan a la comunidad en general. Creo que el diseño es la expresión máxima del propósito humano. El diseño nos dice: estos son nuestros objetivos, eso es lo que estamos intentando realizar como personas. El diseño nos da chance de pensar sobre el impacto que queremos generar y armar un plan, sea para proyectar un edificio o para proyectar sistemas. El proceso de diseño adiciona más presión y responsabilidad, pero realmente brinda empoderamiento. El diseño crea una estructura para decisiones que producen el tipo de resultados que queremos.

John Stephens es Vice-Presidente de Marketing de Shaw Contract, liderando la estrategia de marketing global de la marca.

Saber más

Si deseas saber más sobre Shaw Contract, entra en contacto con nosotros (hablecon@shawcontract.com) y solicita una reunión o puedes agendar una visita a nuestro Showroom en la Ciudad de México.